. UN FRACASO LLAMADO CHIVAS, ¿TIENE ALMEYDA LAS HORAS CONTADAS? - Los Expulsados

"Tu afición es nuestra pasión".

UN FRACASO LLAMADO CHIVAS, ¿TIENE ALMEYDA LAS HORAS CONTADAS?

en Puras Chivas por
Banner

Se terminó el romance en Chivas. Hace tan solo dos torneos alcanzaron los títulos tanto de Liga como de Copa, y ahora se encuentran tan, pero tan lejos de ese momento. No es que los arranques del Rebaño en la era de Almeyda sean explosivos, pero el de este torneo lleva la ruta del año pasado cuando no lograron la clasificación. En el Clausura 2016 al término de la Jornada 5 llevaban los mismos 4 puntos que ahora, pero era un equipo “en construcción” y así llegaron a Cuartos de final en la liguilla.

Para el Apertura 2016 mejoraron su inicio y andaban en el décimo lugar de la Tabla con 7 puntos, aunque se quedaron nuevamente en Cuartos de final. En el recordado Clausura 2017 sumaban 8 puntos, estaban zona de clasificación en el puesto 8 y terminaron, para felicidad de sus seguidores, alzando el trofeo de campeones.

Matias Almeyda a bajar de la nube

El torneo pasado, acusados de “campeonitis”, eran últimos de la general con tan solo 3 puntos y no clasificaron a la Liguilla, pero el título le daba al “pastor” Almeyda un colchón de paciencia para que, en ese torneo, las cosas volvieran al cauce ganador del pasado reciente. Pero, ¿qué ha sucedido?, Chivas continúa en un tobogán sin fondo, son lugar 16 de la Tabla, suman tres derrotas, dos de ellas consecutivas. Tras el título conseguido, suma 10 derrotas por tan solo 5 victorias y 7 empates, para un porcentaje de eficiencia de apenas el 33%.

Lo que sucedió el torneo pasado parecía un “accidente del fútbol” y por arte de magia pensaban sus aficionados que las cosas iban a cambiar para el Clausura 2018, pero no fue así, al contrario, los problemas que parecían ser cosa del pasado y, aunque de manera discreta, han comenzado el ”juego de indirectas” entre unos y otros.

Responsables del presente rojiblanco

La directiva

1.- “Desreforzó” al equipo permitiendo las salidas de Carlos Fierro y principalmente del “Gallito” Vázquez, trayendo en su lugar a dos jóvenes talentosos, pero que de ninguna manera son soluciones para el presente del equipo, Gael Sandoval y Rolando Cisneros. No era precisamente lo que esperaban ni Almeyda ni sus seguidores.

2.- Afirman que no hay jugadores mexicanos con la capacidad y contundencia para venir a Chivas, sin embargo, América una vez más, como sucedió en el pasado con Oribe Peralta, sí abrió la cartera para llevarse al atacante Henry Martín, hasta el momento el refuerzo de lujo para los capitalinos, quien se ha ganado un lugar entre tanto extranjero.

3.- Cierto es, que Miguel Herrera dirigió a Martín en su paso por Xolos, pero ¿no debería tener Chivas un Director Deportivo que busque talento en los otros equipos? Parece que Almeyda, por más que defiendan mucho su posición en el equipo, necesita estar más concentrado en los asuntos de cancha y dejar a otros esas responsabilidades más de escritorio.

4.- El pésimo tratamiento que le dieron al asunto de Oswaldo Alanís que sin duda rompió el vestidor, fracturó la relación entre los jugadores y el técnico, y todo, gracias a los berrinches de Higuera y su nula capacidad para resolver el asunto.

Matías Almeyda

1.- Parece que el discurso se le agotó al argentino, ahora le hacen honor al origen del mote y corren como “chivas locas” pero no hay cohesión entre líneas, no hay idea, además de que han perdido el hambre de triunfo.

2.- Decisiones tácticas como dejar de centrales al “viejito” Salcido con el “niño” Marín, han convertido a la zaga del cuadro tapatío en una avenida para los rivales. ¿Y Alanís?, calentando la banca mientras la terquedad siga dominando en Chivas.

3.- Pareciera que no confía en su plantel, pues ya declaró que hay como 8 o 9 clubes con mejor plantilla que ellos, o sea que el argentino ya tiró la toalla desde el inicio del torneo. Sin duda su falta de motivación y confianza han permeado a los jugadores.

Plantilla

1.- Disminuido con las bajas de inicio del torneo y sin refuerzos de peso, lesiones, Alanís, pero principalmente, una severa baja de juego de gente como Pulido, Pineda, Brizuela; más otros que no terminan de dar el estirón como “la Chofis”, Edwin Hernández, parecen un plantel mediocre sin serlo realmente.

2.- Algo se ha roto con los últimos acontecimientos, porque, aunque les faltara capacidad, siempre se notaban como un cuadro con mucha dinámica y entrega, sin embargo eso tampoco existe más, como quedó ejemplificado en el segundo gol recibido ante Puebla, en el que tras el disparo que pega en el travesaño, los defensas se quedaron simplemente observando como Cavallini corría para rematar a gol.

Conclusión

Chivas es un equipo sin cabeza, sin alma y sin pastor.

Soluciones en Chivas

Necesitan descongelar a Oswaldo Alanís.

Hacer operación cicatriz para solucionar los problemas internos.

Les urge un Director deportivo.

O bien, que Luis Enrique Santander les dirija todos sus encuentros.

Enrique Villarreal
El gusto con lo que haces las cosas es la diferencia con el resto de las personas. El deporte es un mundo fascinante, y el fútbol, es la magia contenida en un balón. Hago lo que me apasiona, me apasiona lo que hago; mi nombre, Enrique Villarreal, y Los Expulsados son mi pasión.
Banner

El gusto con lo que haces las cosas es la diferencia con el resto de las personas. El deporte es un mundo fascinante, y el fútbol, es la magia contenida en un balón. Hago lo que me apasiona, me apasiona lo que hago; mi nombre, Enrique Villarreal, y Los Expulsados son mi pasión.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Novedades de Puras Chivas

Ir Arriba