. LA TRISTE REALIDAD DE UN MADRID DESHAUCIADO - Los Expulsados

"Tu afición es nuestra pasión".

LA TRISTE REALIDAD DE UN MADRID DESHAUCIADO

en Internacional por
Banner

Después de una gran temporada 2016/17 dónde el Real Madrid consiguió 5 de 6 títulos disponibles (solo se le escapó la Copa del Rey), los merengues han sumado fracaso tras fracaso y la principal pregunta es ¿por qué?

La nueva costumbre de comenzar perdiendo

Ante Leganés, Zidane optó por alinear una combinación de titulares y suplentes: Casilla, Achraf, Theo, Llorente, Lucas y Kovacic. acompañados por Sergio Ramos, Isco, Asensio, Lucas Vázquez, Nacho y Benzema. El Real Madrid comenzó perdiendo, algo que se ha vuelto muy recurrente a lo largo de la campaña; por momentos el equipo se vuelve predecible y falto de ideas, se intentaron 44 centros y solo encontraron rematador en cinco de ellos.

La temporada pasada los “suplentes” fueron quienes aprovecharon sus oportunidades, y gracias a la competencia interna, los merengues llegaron enteros al final de la temporada. Esto fue clave, jugadores como Morata, Varane, Isco y James salían del banquillo para dar frescura y soluciones. Para la presente temporada se fueron Pepe, Morata y James, y en su lugar llegaron Vallejo, Llorente, Ceballos y Mayoral; apuestas a futuro, pero lejos de ser una garantía.

¿Relajación y amiguismo?

Esto sin duda ha pesado en el cuadro de Zizou. Isco, Varane y Benzema se relajaron al no tener una competencia real en el banquillo, y tener la titularidad asegurada por su confianza con el estratega. Pareciera que no se esfuerzan al 100%, además le sumamos casos como el de Marcelo que ha sido señalado desde la grada por su “andar” sobre el campo.

Las estrellas ganan partidos y sobre todo campeonatos, pero este año Cristiano, Marcelo, Ramos, Modric, Kroos, han sufrido un bajón, eso ha provocado una alarmante falta de gol y fragilidad defensiva, que se resume en un Madrid sufridor y débil. Aún así Zidane confía en los suyos, por eso mismo no pide refuerzos en el mercado de Invierno, a pesar de que Florentino ya tenía apalabrados a Kepa e Icardi (sin duda, soluciones en la portería y el área); sin embargo, el entrenador francés prefiere morirse con la suya y mantener “contenta” a su plantilla.

Del ser mejor equipo a la burla

Los resultados hablan por sí solos, en La Liga están en el cuarto lugar a 19 puntos del Barcelona, en la Copa del Rey fueron humillados en casa, al ser eliminados por el modesto pero enjundioso Leganés, quién le recordó al Madrid momentos negros como el “Alcorconazo”

El fin de semana acababan de golear 7-1 al Deportivo la Coruña, pero esto parece ser solo una aspirina para la verdadera enfermedad del Real Madrid, debido a que apenas tres días después sucumbieron en la Copa ante uno de los rivales asequibles (en el papel) de los cuartos de final.

Tal vez te pueda interesar: El metro de Moscú, una obra de arte.

Si el Leganés pudo, al PSG le sobra

La Champions, un torneo hecho para el Real Madrid, se antoja como la salvación de la temporada, pero con el PSG en el horizonte, las dudas comienzan nublar el Santiago Bernabéu y sin duda  existe preocupación máxima en Chamartín, pues los merengues no pueden permitirse un año en cero.

El PSG en la Ligue 1 ha marcado 68 goles, además de 25 en Champions League y en París se relamen los bigotes sabiendo que los merengues están heridos y buscarán aprovecharse de la situación y dar la estocada final a un Madrid agonizante.

¿Qué ha pasado con el Real Madrid?, ¿perdieron el hambre? No lo sé, pero cuando parecía que comenzaría una época gloriosa de los madrileños y borrarían esos años de continuo dominio del Barcelona, donde Ronaldinho y Messi han llegado a salir ovacionados del mismísimo Santiago Bernabéu, los merengues se confiaron y están a punto de irse en blanco, algo que sin duda costará la cabeza de más de alguno que ya siente cómo la guillotina está afilada justo sobre su cabeza.

César Fuentes
Banner

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Novedades de Internacional

Ir Arriba